Facebook Twitter Google +1     Admin

Odio licuado

Safe Creative #110501910495020110501134728-gozne-0.jpg

(relato presentado a "Relatos en Cadena" de cadena Ser)

Papá solía morirse dos veces al día de risa, mi madre tres e incluso cuatro veces, mi hermana y yo nunca menos de cinco y mis dos abuelas que vivían con nosotros, por lo menos diez cada una.

Al principio, antes de quedarnos hacinados en unos cincuenta metros cuadrados, nos moríamos con más moderación; el odio que nos unía era sólido, en estado puro, sin aquella pátina de mezquindad y rencor que, poco a poco y como dos gotas de aceite suavizan el chirrido de los goznes, hizo de él un odio licuado que vomitábamos en chorros de risa malvada.   

01/05/2011 13:02 dominiquevernay Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

dominiquevernay

gravatar.comAutor: Cristina

Buen comienzo, luego me he perdido un poco...
besín

Fecha: 06/05/2011 18:33.


Autor: Dominique

Sí, tal vez un poco confuso... Desde el principio, la risa de la que hablo es de esa risa: "sí, sí muy gracioso pero déjame en paz"... luego, se va transformando en malvada total por tener que convivir tantas personas en tan poco espacio... un texto para dar réplica a todos los mensajes con los que nos bombardean sobre lo maravilloso que es permanecer todos unidos cueste lo que cueste... y eso, solo para no tener que edificar buenas residencias para personas mayores y buenas guarderías... el quedarse unidos tiene que ser una elección y no una especie de obligación por la imposibilidad de hacer de otra manera o por el qué dirán... quería decir mucho en poco espacio (como la casa de mi relato) y no lo logré... gracias Cris por comentar...
Fecha: 20/05/2011 11:38.

Fecha: 21/05/2011 23:41.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris