Facebook Twitter Google +1     Admin

El arte de la persuasión

Safe Creative #1109160073271http

El apartamento que habíamos alquilado estaba muy bien, salvo la cama supuestamente grande que Nic y Hugo debían compartir.

            La única solución que se nos ocurrió, si queríamos poder dormir en relativa paz, era abrir el sofá cama del saloncito, pero eso sí, después de convencer a nuestros dos cabezotas de que dormir en un salón era como irse de acampada, de que eran unos Robinsones valientes a punto de vivir una gran aventura...

            Y tan bien debimos de hacerlo que, mientras intentábamos forrar las esquinas oxidadas del armazón metálico del sofá cama, y buscábamos cojines para posibles caídas a medianoche, Nic se acercó a su hermano pequeño aún dubitativo sobre el asunto de la cama y le dijo, con la misma voz persuasiva que habíamos empleado unos minutos antes:

            –¡Ya verás qué bien!... Si nos caemos, nos rasparemos un poco, pero luego, aterrizaremos en lo blandito.

Verano 2011

16/09/2011 10:18 dominiquevernay Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

dominiquevernay

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris