Facebook Twitter Google +1     Admin

Mientras todos duermen (primera parte)

Me gusta levantarme un momento sobre las tres de la mañana para, obviando cierta necesidad de orden fisiológico, acercarme al ordenador y oír la respiración sosegada de mi Facebook. Me siento y observo: ni un solo ronquido, ni un solo parpadeo en los doscientos cuarenta y seis ojos de mi Facebook, ni un solo "spotifier" con ganas de más... Entonces siento que estoy completamente sola y, últimamente, me vuelvo a la cama con una sensación extraña, como cuando de pequeña me sentía obligada a permanecer despierta hasta que volviesen mis padres del cine o de una reunión con amigos, si no quería que les pasase nada malo. Es por esto mismo por lo que me resisto a dormir ahora, pero me pregunto si a mis años no resulta un poco grotesco seguir intentando salvar a alguien o a algo... aunque este algo no sea más que mi trocito de mundo. Además, mañana voy a estar rota.
(basado en hechos reales, escrito a las tres de la mañana, hoy estoy rota)

19/02/2013 12:27 dominiquevernay #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris