Facebook Twitter Google +1     Admin

Al borde del llanto

–Que se arrime un poco más a la cama -me pidió mi padre.

         Entonces, me aparté para que Juan pudiera acercarse.

         Que se arrime un poco más a la orilla, me mandaba también cuando, de pequeños, Juan y yo le acompañábamos a pescar al río.

         –No tengas miedo Juan, te enseñaré a hacer ranas –le decía mientras escogía los cantos rodados más planos.

         Mientras las mías se hundían, las piedras de mi hermano parecían volar.

15/04/2013 15:27 dominiquevernay #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris