Facebook Twitter Google +1     Admin

El ciempiés

20131124215209-ciempies-2.jpg

Con trece años ya había jurado varias veces que no se casaría. Era mi mejor amiga y nos sentábamos juntas en clase. Aquel día la profesora nos habló de los acentos y de la palabra "cien", que, por juntarse con la palabra "pies", se veía liberada de su sílaba tónica mientras que el golpe de voz recaía sobre su compañera. Entonces mi amiga me cuchicheó al oído:
–¿Ves lo que les pasa a los que se casan?
Hace poco, el destino nos sentó de nuevo juntas en la sala de espera de un aeropuerto; ella iba acompañada y sólo pudimos intercambiar unas palabras, pero supe al instante que no había cumplido su promesa: al alejarse los dos reconocí al ciempiés.

24/11/2013 21:52 dominiquevernay #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Javier Ximens

Para mi que este relato nos habla de muchas cosas, la primera de lo que puede suponer una relación de pareja, esto es, ambos se trasforman, ella torna la "n" en "m" y el recibe una tilde, (¡qué bonito es el amor!). También nos habla de las relaciones de pareja que a veces no pueden ser.

Fecha: 26/11/2013 11:43.


Autor: Dominique

Sí, muchas cosas pueden pasar... perder, ganar, transformar, recuperar, encontrar, aceptar, olvidar... buff... tantas cosas como parejas hay... ¡gracias Javier!

Fecha: 26/11/2013 15:02.


gravatar.comAutor: Chemin

Me senté hoy en la primera fila a escucharte hablar y te dije que nuestra directora era muy encantadora. Yo soy escritora y durante años podría asegurarte que sólo me he comunicado así, porque la mayor parte de mi vida, como autista que soy, la he vivido al margen del contacto con los demás... pero la escritura alcanzó a ser la herramienta más poderosa, la herramienta de mi primera liberación. Y estuve tomando muchas notas, todo lo que logré comprender o creer que comprendía, y de ahí la pregunta compleja que te hice, porque ya la pregunta que sentí deseos de hacerte la experimenté, en cuanto Hubert nos repartió algunos de tus microrelatos en clase (a mí es que él me encanta porque es una de las personas más diligentes que he tenido la oportunidad de conocer, como a la hora de las fotocopias nos demostró). Y a mí, en concreto me repartió, 'Con olor a fresa'... así que mañana en la madrugada, yo como todos los días me levantaré, me preparé mi café, y me imagino que te introduzca a ti, y lo que nos has compartido en la experiencia. Si quieres recibir esa lectura, escríbeme y tendré mucho gusto en hacértela llegar, Dominique. Yo durante años fue mis sentidos únicamente y comencé a escribir, precisamente, cuando me trasladé al universo de los blogs, en Blogia. Ahora mismo no te pongo un enlace, porque yo misma espero por mi redacción de mañana. Ah, me habría encantado tener más de 34 horas de experiencia con el francés para poder ser más precisa al describir ese tiempo que vivimos juntas pero... c'est la vie. Y muchas gracias por tu encanto personal. También es un bien muy escaso. Salud :-)

Fecha: 11/12/2013 13:00.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris