Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Octubre de 2016.

Lencería fina

20161017100938-lenceria-fina.jpg

http://literatura-for-foreigners.blogspot.com.es/2012/10/nouvelle-courte-dominique-vernay.html?m=1

 

Le plaisir de pouvoir jouer avec les mots de la langue de Molière et de celle de Cervantes. 

Dans la nouvelle courte "Lencería fina" "Lingerie fine" je reprends une idée qui m’ est chère, à savoir que la phrase "je le/la connais comme si je l’avais fait/e" ne repose que sur une illusion. Le regard que nous portons sur les autres est à tel point faussé par tant d’idées préconçues, qu’il nous est impossible de nous rendre à l’évidence que les choses ne sont pas forcément comme nous le croyions et cela même avec, sous les yeux, la preuve du délit.

LENCERÍA FINA
La voz un poco ronca y una barba de dos o tres días, así es el hombre que vive en el cajón de mi ropa interior. Mientras que sigo al pie de la letra todas las recomendaciones de lavado que vienen en las etiquetas de cada prenda que allí guardo, él se permite oler, acariciar, arrugar y desgarrar sedas y encajes. Hoy, el hombre que duerme a mi lado en la cama me mira, asombrado, recoser la tira de un tanga negro.
–¡Joder! –me dice
–¡No es mío! –le miento
–¡No sabía que supieras coser!

LINGERIE FINE
La voix légèrement rauque et une barbe de deux ou trois jours, ainsi en est-il de l’homme qui habite le tiroir de mon linge intime. Alors que je suis au pied de la lettre toutes les recommandations de lavage qui se trouvent sur les étiquettes de chaque petite culotte et autres fanfreluches, lui se permet de sentir, de caresser, de froisser et de déchirer soie et dentelles. Ce matin l’homme qui dort à mes côtés me regarde, ébahi, recoudre la ficelle d’un string noir.
–Putain! –me dit-il.
–Il n’est pas à moi –je mens alors.
–Je ne savais pas que tu savais coudre!

17/10/2016 10:06 dominiquevernay #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

A punto de nieve

20161017101129-14695375-1295923300440192-4047840460641077920-n.jpg

A punto de nieve

"Poco antes de que los domingos fueran amargos" ya se había acostumbrado a los lunes pasados por agua, a los martes revueltos y a los miércoles batidos. Pero que un jueves roto diera paso a un viernes duro y a un sábado podrido no podía ser buena señal. Ahora sentía no haberle dicho a las claras que lo suyo no cuajaba, que quería intentar montárselo con otro y que por eso se iba.
(Escrito para REC)

17/10/2016 10:11 dominiquevernay #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

A la feria de las Rozas

Crecer lo suficiente en un año como para poder subirse a dos atracciones de feria, prohibidas hasta entonces, es el no va más, y así lo expresó Hugo, un mayor de casi nueve años, al bajarse del «Canguro» y de «La Cárcel».

—¡Ahora sí puedo decir que he vivido!

17/10/2016 10:12 dominiquevernay #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Decúbito prono

20161017102138-14329906-1271206922911830-8465067093847616688-n.jpg

«El masajista no tardó en reconocer aquel lunar bajo la nuca» y pensó en llamar a Jazmín para que le sustituyese, pero la mujer «lunática», que ya había sentido las manos del hombre deslizarse por su musculatura de alfombra ajada, se tensó para hablar con la cara fuera del respiradero de la camilla. 
—Tuve un jardinero que sabía más de masajes que de rosas; era un chiquillo, quería poder estudiar y yo le pagaba bien sus servicios. Un día desapareció. Le daba asco, me dijeron.
La mujer se carcajeó y volvió a hundir la cara en el vacío. El masajista se limpió las manos de aceite. Luego un crujido, luego nada. 
(Escrito para REC, dibujo del moleskine de F.C)

17/10/2016 10:21 dominiquevernay #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

El bache

20161027101129-espiral-blanco-negro-fondo-iphone6-plus-3493.jpg

En mi calle no se habla del tiempo que hace o que hará, ni de los gamberros que lo dejan todo hecho un asco, ni de crisis de ningún tipo, no, en mi calle se habla de ella, de aquella oquedad, que si bien en sus inicios no fue más que un rasguño en el asfalto, tiene ya contornos de gorda mórbida, con su penacho de hierbajos en un lateral como tocado de fiesta. Cuando de rasguño pasó a agujero, de agujero a bache, decidimos avisar a la autoridad competente; esa, con mucha diligencia, nos pidió un informe escrito y detallado del agujero: ancho, largo, profundidad, incidencias... porque ellos, mejor dicho, ella, o sea, la autoridad competente en baches, era totalmente incompetente en fisura, grieta, ahuecamiento, abertura, hoyo, socavón, concavidad, foso, barranco, mina, pozo, subterráneo...

Llevamos ya dos años intentando calibrar nuestro bache y, cuando después de largas reuniones encontramos en la RAE la palabra que mejor corresponde a sus características, pasa un camión de muchas toneladas o llueve o...  y el bache muta de nuevo y vuelta a empezar.

Esta mañana el cartero ha caído en él, es la décima victima mortal en un mes. Todos los vecinos y la gente del pueblo están llenando el bache con flores blancas en su memoria; ha venido también la prensa y el alcalde, ha sido un momento muy bonito, muy emotivo.  

27/10/2016 10:11 dominiquevernay #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Lanzamiento de martillo

20161120091716-14702273-1306771902688665-5150560442476301210-n.jpeg

—No, tu padre no es mal hombre —decía la abuela—, es que lo lleva en la sangre, es de familia.

Y la creí y pensé que tal vez yo también lo llevaba en la sangre. Por eso, una tarde aburrida de tantas otras, probé con el gato de la vecina que siempre merodeaba por ahí, luego, para mejorar mi técnica, lo volví a probar con el más enclenque del cole. Cuando estuve seguro de que mis lanzamientos no tenían nada que envidiar a los de mi padre —al que había visto actuar algunas veces en la taberna del barrio y, más a menudo, en casa con mamá— me eché una novia.

27/10/2016 10:12 dominiquevernay #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

A salto de mata

20161028201949-10153649-889345601097966-3698493411558351141-n.jpg

Un rayo de sol ha bastado para que los dos bancos del parque, abandonados unas horas antes por noctámbulos de andares renqueantes, sean de nuevo ocupados por diurnos de andares igual de renqueantes pero, esta vez, por culpa del reuma.  
Fermo ha tenido que apartar, con la punta de su bastón, una lata de cerveza y varias bolsitas de pipas vacías, y Etelvina ha desplegado un periódico en el asiento del banco que ya no tiene respaldo; prefiere este último ya que al otro le falta una tablilla en el asiento y es «la mar de incómodo»; no es la única que lo dice y cuando lo hace pone la misma cara que cuando pisa una caca de perro. 
Sin embargo, hoy la conversación no va de sinvergüenzas que lo dejan todo perdido ni de amos de perros desconsiderados que hacen que luego «se las ven y se las desean para limpiar aquella peste».
—¡No sé por qué tienen que cambiar la hora! —se queja Etelvina—, tendré que pedir a la mi nieta que me venga a poner en hora el reloj de la salita, que no sé tampoco por qué el mi yerno tuvo que colocármelo tan arriba... ¡que ni subida en una banqueta!
—Yo no les cambio nunca la hora— dice Fermo recolocando de un lengüetazo su dentadura postiza o relamiéndose por su gran astucia.
Los del banco con una tablilla de menos en el asiento dicen que sí con la cabeza; están en la conversación salvo Pilarina que va siempre dos o tres pueblos por detrás de los demás.
—Dice la médica que es lo mismo que tomaba antes, pero la caja de ahora es amarilla, y la mía de todo la vida era azul —se queja la mujer.
—Pilarina, que estamos hablando de que hay que cambiar la hora, que a las dos serán las tres y que...
—Ya ya, lo que tú digas, lo que tú digas, pero a mí, que no me haga creer aquella mocina que lo que me dio es lo mismo que lo me daba «Don David Que En Paz Estea»—. Pilarina, suspira, no le gusta que la tomen por tonta. Cierra los ojos unos segundos como para una siestecita y los vuelve a abrir—. A propósito, creo que nos van a cambiar la hora.


28/10/2016 20:19 dominiquevernay #. sin tema No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris