Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Mayo de 2017.

Carey, te quiero

20170528092541-18767377-1540879895944530-8746905797969978884-n.jpg

Cuando un nieto tuyo te describe de esta manera, para que llegada la ocasión su tortuga, Carey, te pueda reconocer:
"Si ves una señora vieja que parece joven es Memedó, mi abuela."

28/05/2017 09:25 dominiquevernay #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Sin sentido aparente

20170528092730-18622425-1538917119474141-2738096525312324130-n.jpg

Desde ese día nadie vende barquillos en el parque ni globos ni nada que nos recuerde que un día fuimos niños.
(Escrito para REC)

28/05/2017 09:27 dominiquevernay #. sin tema No hay comentarios. Comentar.


Sírvase frío

Ya voy, dices siempre, pero luego no vienes hasta no terminar de hacer lo que hagas, o sea, de ver algo en la tele, y yo, tonta de mí, espero sentada en la cocina observando como, poco a poco, la sopa deja de humear en los platos.

—¡Joder, está fría! —me gritas.
—Claro, si tú...
—¿Si yo qué?... —me retas a contestar.
Y la vuelvo a calentar.
Pero esta noche eres tú el que me llama. 
—¡Las pastillas, rápido!
—Ya voy —te digo desde la cocina, y empiezo a comer despacio, mmm qué rica está, para que cuando llegue, tú estés frío.
(Escrito para REC)

28/05/2017 09:29 dominiquevernay #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Cosas que pasan

Esta mañana en el paseo de la playa una periodista de TPA y un cámara me pararon para que comentase mis impresiones sobre el verano que parecía haber llegado de repente. En el espacio de unos segundos me pareció ver a esa señora, con rulos y bata que contesta desde una puerta blindada entreabierta —de sapeli con moldura estilo provenzal—, y oírla asegurar que no sospechaba nada de lo ocurrido, que eran unas personas muy normales, que vaya disgusto y que en qué canal «echarían» la noticia.
—¿Qué le parece este precioso sol? —insistía la periodista. 
Entonces reaccioné y pensé que quizás no volvería nunca a tener en la vida un micro de TV tan cerca de mis pensamientos, y justo cuando me armaba de valor para hablarle al mundo entero de lo que pienso sobre ecología, política, educación, literatura... con el aplomo de los que saben, volvió a aparecerme la de los rulos. Solo me quedaba pues una opción: hacer lo que se me había pedido, contestar amablemente a una simple pregunta sobre lo bien que sienta la llegada del calor... y de las mangas cortas.
(De Noticias TPA A 21/MAYO/2017)

28/05/2017 09:30 dominiquevernay #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Miedo liofilizado

Abro prudentemente un ojo, luego el otro. Mis miedos de la víspera están ya marchitos en la mesita de noche. Me levanto y con cuidado los voy a tirar al baño. Los miro desaparecer tras tirar varias veces de la cadena, pero siempre quedan dos o tres flotando por ahí rehidratándose... ya son aprehensión.

 

28/05/2017 09:34 dominiquevernay #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Y no me digas que no pasó nada

20170528094541-18423899-1527282153970971-8401193745461414709-n.jpg

Boca abajo los dos estábamos a gusto, diría incluso que felices. Jugábamos a adivinar frases que, por turnos, nos escribíamos en la espalda con el índice; «escalofríos amorosos» los llamábamos, cosas de pareja.

—Es-ta no-che te... Borra y repite, por fa, que no me he enterado del final.
Entonces Mario hizo como si pasase un borrador suave de pizarra por mi espalda y volvió a empezar. 
De repente su mano se paró. Levanté la barbilla, ¿no pares!, y vi un pie muy cerca de mi toalla. Me incorporé para asegurarme de que no fueran a clavarme un palo de sombrilla entre las costillas. De la arena blanca habían ido brotando centenares de sombrillas y no estaba dispuesta a renunciar a nuestro metro cuadrado de playa. 
—Ya sabes que este sitio suele estar petado —me había recordado Mario antes de nuestra escapada de finde.
—¡Anda, no será para tanto, y tengo tantas ganas de sol! —le había contestado, mimosa.
Después del pie aquel, vi el otro, luego las piernas, las nalgas, la cintura, la espalda, el cuello... de una mujer diez. Ella también parecía haber brotado de entre los que allí nos encontrábamos, o sea, de entre gente más o menos normal.  
Me levanté bruscamente y me dirigí hasta el agua. Sorprendido, Mario me miró alejarme —sorteando cuerpos, cubos y palas, más cuerpos, flotadores y sillas...— mientras que de mi espalda se desprendía el último y estúpido escalofrío amoroso.  
Nadé mar adentro huyendo del griterío de los bañistas y de la mancha aceitosa de cremas protectoras, y cuando me puse de cara a la playa con los ojos llenos de agua salada y de ira, las putas sombrillas empezaron a bailar en la lejanía.
Iros todos a la mierda, pensé, tú también, Mario, que venga un ciclón y os lleve a tomar por culo.
Cuando al rato volví a la playa, Mario me sonrió. 
—¿Qué tal está el agua? —me preguntó como si no hubiera pasado nada. 
—Llena de medusas —dije. 

(Para los Viernes Creativos, imagen de Constantina @focusca

28/05/2017 09:45 dominiquevernay #. sin tema No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris