Facebook Twitter Google +1     Admin

La fuerza de los Bakugan

Safe Creative #110317874850320110317153548-135px-pyrus-traslucent-apollonir.jpg

Bakungan: "transformers". En las Navidades 2010 se agotaron las existencias de este juego en muchos comercios.

 

 La fuerza de los Bakugan

 El niño juguetea con una bola de color rojo en una mano; con la otra intenta pescar unos Kellogg’s de su tazón de leche. Su hermano, ocho años mayor que él, ha puesto la tele a pesar de que se lo tienen prohibido. 

 Las imágenes de un terremoto seguido de un tsunami en Japón, han captado su atención y, aunque la llegada de la madre a la cocina interrumpe la retransmisión, el pequeño se ha quedado con la cuchara en el aire, mientras su hermano le asegura que ya se puede despedir de los Bakugan que aún le quedaba por conseguir, que son japoneses y que lo más seguro es que no quede una sola fábrica en pie. 

La madre ruega a los dos que terminen rápido su desayuno si no quieren llegar tarde a clase y pide a su hijo mayor que deje de asustar a su hermano.

El pequeño ya no les presta la menor atención; ha dejado la cuchara encima de la mesa y busca en su bola Bakugan, la tecla que permite que se transforme en Dragón Apollonir.  

Después de activar varias veces el dispositivo transformador de bola a dragón, se muestra aliviado al ver la fuerza con la que su Dragón Apollonir reaparece a cada intento y, con cara de entendido, asegura a su hermano que nada puede con la fuerza de un Bakugan, ni siquiera un terremoto. 

El mayor ya ha terminado su desayuno y se va de la cocina dándole una colleja. 

El pequeño protesta y se frota la cabeza con una mano, mientras, con la otra, juguetea con la bola de color rojo.           


17/03/2011 10:46 dominiquevernay Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

dominiquevernay

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris