Facebook Twitter Google +1     Admin

Derrumbar muros

20140712130742-arbol-2-0-resized.jpg

Hubo un tiempo en el que los arboles de su finca nunca le parecían lo bastante frondosos, ni sus perros guardianes lo bastante fieros. Pero ahora maldice esta quietud que, como un grillete, va arrastrando por las habitaciones de su fortaleza. Mandar podar los arboles y atar a los perros no ha sido suficiente, hoy pedirá que los talen y los sacrifiquen.

12/07/2014 13:07 dominiquevernay #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris