Facebook Twitter Google +1     Admin

Reflexiones

20171202161243-18813526-662399173959244-7120119634519600425-n.jpg

Me gusta ir hasta la ría y observar a los pescadores que jalonan el muro. ¿Cómo es posible que esos tíos (en un noventa por ciento son tíos) puedan estar tanto tiempo con los ojos puestos en un flotador a la espera de una picada? ¿Qué tipo de paciencia es esta que contradice aquello que se suele oír por ahí?:
—¡Qué va!... No puedo contar con él para nada, no tiene paciencia. (Suspiros) Ya se sabe cómo son todos. (Muecas claras de solidaridad) 
Y como soy tan mal pensada, y que una cosa lleva a la otra, los imaginaba regresando a casa.
—Oye, Pepe, no me dejes todo aquello tirado en la entrada que acabo de fregar, y además huele que tira pa'tras.
Total, que yo creo que lo de los congelados es un buen invento, aunque desde hace algunos meses, y por culpa de una nueva tienda de congelados, procure evitar ir a Avilés por la nacional. A la altura de Lidl y de Día siempre pillo el semáforo en rojo, y por mucho que lo intente no puedo abstraerme del enorme anuncio de la dichosa tienda. ¿Cómo será una sesión brainstorming entre publicitarios para anuncios de productos low-cost?
—Oye, no nos rompamos la cabeza, que aquello va dirigido a pobres desgraciados que no se van a fijar; total, están hechos para comprar/comer/ la primera mierda que se les ofrece. 
Y aquí el porqué de sus «zancos» de pollo, que más que «zancos» de pollo parecen muñones puestos en formol. Los dos minutos de parada en el semáforo viendo aquello se hacen eternos y temes "potear". (No me gusta esta palabra, pero está a la altura de sus anuncios.)
A todos estos cutres publicitarios y hombres/mujeres de negocios low-coast, les diría que si fuesen a comer a casa de esas desgraciadas compradoras (en un noventa por ciento son tías) estarían muy sorprendidos de ver cómo se las ingenian (la mayoría tuvimos/tenemos o tendremos que hacerlo en un momento) para transformar en verdaderas obras de arte sus mierdas de productos. Pero, ¡qué sé yo!, igual ni se sorprenderían porque son unos patanes y, además, yo ya no paso delante del anuncio. Voy a Avilés por la variante.

02/12/2017 16:12 dominiquevernay #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris