Facebook Twitter Google +1     Admin

Polea del astrágalo (escrito a los dos meses de rotura de tobillo)

20140913161309-908b9432a79336fc84dfd37485d659d1-250x250.jpg

Era un libro de tapas verdes y letras doradas: «Encyclopédie Médicale pour la Famille». En cuanto podía, me subía a un taburete para cogerlo —de la estantería de libros para mayores— y mirar las fotos de las páginas que se abrían por sí solas (las más consultadas por mi madre); abrirlas yo misma habría sido arriesgarme a poner un dedo sobre pústulas horribles o partes —de cuerpos— que eran pecados, y aquello hubiese tenido consecuencias mil veces peores que las del hecho de subirme a un taburete cojo con un tocho en brazos, y con mi madre a punto de entrar y de pillarme in fraganti. 
Hoy me acordé de todo aquello al buscar «tobillo» en la Gran Wikipedia: «La tibia y el peroné forman conjuntamente en su parte inferior una mortaja articular o cúpula sobre la que se encaja la troclea o polea del astrágalo».
Lo leí varias veces; en voz baja, luego en voz alta.
—¿Qué quieres? —me preguntó mi hijo al oírme.
—Nada nada... Estaba leyendo poesía —le contesté e, instinctivamente, bajé la tapa del ordenador con tanta prisa y emoción como con las que volvía a subir la «Encyclopédie Médicale pour la famille» a su estantería. No sé por qué.

13/09/2014 16:13 dominiquevernay #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris