Facebook Twitter Google +1     Admin

Puto tanga

20160214175111-12670584-1111165945582596-6889119503214762196-n.jpeg

Subir de nuevo a la habitación, cinco segundos; volver a dar un beso de esquimal a los niños al pasar delante de su dormitorio, otros cinco; una vez en el mío, desnudarme de cintura para abajo (botas y vaquero muy "slim" ambos), tres minutos; buscar a tientas (a estas horas «gloriosas» de la mañana más vale que él no me vea así) unas bragas más cómodas, dos minutos; total: unos cinco minutos que multiplico por dos... No, no puede ser, pillaría el atasco y llegaría tarde a la oficina, tendré que aguantarme. ¡Dios!, ¿por qué le haría caso?
—Anda, cómprate uno, es tan sexy.
(Escrito para REC, y gracias a wikiHow por la ilustración)

14/02/2016 17:46 dominiquevernay #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris