Facebook Twitter Google +1     Admin

El deseo

20170308083518-images.jpg

Cerró los ojos y sopló las velas. Luego contó hasta tres antes de volver a abrirlos, aunque el silencio reinante ya era un claro indicio de que había funcionado. Después de mirar sus regalos, retiró los diez platos sobrantes que guardó en el aparador sin necesidad de más, quitó las velas y se sirvió un trozo de pastel, el mejor, el de la guinda que nunca le había tocado, y se sentó para saborearlo.  

08/03/2017 08:35 dominiquevernay #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris