Facebook Twitter Google +1     Admin

Técnicas de iluminación*

20140329114726-1970377-747783011920893-522439681-n.jpg

Cubriendo una de las dos mesas de la sala de espera del pediatra, los juguetes y cuentos sobados parecen armas de guerra bacteriológica. En la otra, las revistas del corazón dispuestas en forma de abanico muestran sus portadas, como un viejo pavo real sus plumas. Después de medir la nocividad de los dos posibles entretenimientos, el padre del pequeño opta por las revistas; él mismo pasará las páginas con cuidado de no recurrir al truco del dedo mojado. 
—¡Mira qué bonito! —dice el padre al abrir la revista en un anuncio de colchones.
El niño se asoma a la imagen como solo saben hacerlo los niños, mientras los ojos del padre se deleitan, evidenciando la importancia de una buena iluminación para resaltar ciertos detalles.
—¿Qué te parece, amigo? —pregunta el hombre después de unos segundos de concentración mutua—. ¿Te gustaría que Bambi te despertase así por las mañanas?
—Papáaa... Bambi no existe, es de mentira —contesta el pequeño enarcando las cejas—. ¿Pero sabes qué?... Cuando sea mayor y pueda beber cerveza, yo también me haré «tattoos». 
Dominique Vernay

*Un guiño al título del fantástico libro de Eloy Tizón 
Escrito para los "viernes creativos" de Fernando Vicente.
Foto de Eric Morales.

29/03/2014 11:47 dominiquevernay #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: Javier Ximens

Jeje, elegir entre dos cosas nocivas, y esos niños que ya saben demasiado. Entretenida escena nos traes. Un abrazo.

Fecha: 11/04/2014 14:15.


Autor: Anónimo

Gracias, Javier...

Fecha: 11/04/2014 15:52.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris