Facebook Twitter Google +1     Admin

Banalidades

Esta mañana, de banalidades en banalidades (me encanta esta palabra, es como un eructo después de un buen trago de gaseosa) Doña Gertrudis me comentó que, a menudo, tenía que pararles los pies a hombres que querían propasarse con ella.
—Yo, que recuerde, nunca —le dije.
—Será que no tienes lo que hay que tener —me contestó.
No sé lo que quiso decir.

15/07/2015 10:58 dominiquevernay #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris